El 65% de los pacientes con cefalea han dejado de tomar vino como medida de precaución, pero no todos los tipos tienen por qué desencadenar dolor de cabeza

Thursday, 20 de December de 2012
Sociedad Española de Neurología
Según el estudio Cefalea y vino ¿Todos los tipos de vino producen cefalea? presentado en la LXIV Reunión Anual de la SEN

·         Un 46% de los pacientes que acuden a la consulta de Neurología con cefalea aseguran que beber vino les produce dolor de cabeza.

 

·         Mientras que un 27% y un 16,2% de los entrevistados aseguran que el vino tinto y el cava, respectivamente, siempre les desencadena cefalea, solo un 6,7% y un 5,4% lo afirman respecto al vino blanco o al dulce.

 

·         La Sociedad Española de Neurología recuerda que las fechas navideñas también pueden aumentar la frecuencia de crisis de los dolores de cabeza debido a los excesos alimentarios, los cambios en el ritmo de vida y sueño y el abandono de los tratamientos.

Aunque la cefalea producida por el consumo de vino es frecuente, al menos entre pacientes con migraña, no todos los tipos de vino producen cefalea por igual. Además se ha determinado que hay una sensibilidad especial a diferentes tipos de vino según el tipo de paciente, tal y como se desprende del estudio Cefalea y vino ¿Todos los tipos de vino producen cefalea?  presentado en la LXIV Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

 

“La gran mayoría de los pacientes que sufren de cefalea suelen apuntar al estrés y al consumo de alcohol como principales desencadenantes de las crisis. Y dentro de las bebidas alcohólicas, el vino suele ser el más mencionado”,señala el Dr. Samuel Díaz Insa, miembro del Grupo de Estudio de Cefaleas de la SEN y Coordinador del estudio. “Puesto que el vino forma parte de nuestra dieta mediterránea, teníamos interés en conocer hasta qué punto es necesario aconsejar a todos nuestros pacientes que dejen de tomar vino, o si simplemente se trata de que el paciente trate de identificar el tipo y/o la cantidad que, si lo desea, puede ingerir. Los resultados de nuestro estudio indican que, en una gran mayoría de los casos, se trata sólo de aprender a elegir el tipo de vino que, con moderación, puede consumir cada paciente”.

 

El estudio Cefalea y vino ¿Todos los tipos de vino producen cefalea?  señala que un 65% de los pacientes con cefaleas han dejado de tomar vino por miedo a que aumenten las crisis, a pesar de que sólo un 14% afirman tener cefalea inducida por cualquier tipo de vino y siempre que lo consumen. Aproximadamente un 46% de los pacientes que acuden a la consulta de Neurología con cefalea aseguran que beber vino les produce dolor de cabeza, aunque de ellos, un 50% mantienen que es sólo en ocasiones. No obstante, estas cifras parecen incrementarse entre los pacientes que padecen migraña (un 50,4%) y aún más si la padecen de forma crónica (60%).

 

Sin embargo, no todos los tipos de vino afectan de igual forma a los pacientes con cefalea. Mientras que un 27% y un 16,2% de los entrevistados aseguran que el vino tinto y el cava, respectivamente, siempre les desencadena cefalea, solo un 6,7% y un 5,4% lo afirman respecto al vino blanco o al dulce.

 

“La cefalea producida por la ingesta de bebidas alcohólicas se puede producir por distintos factores  y no se trata de consumo en grandes cantidades, ya que la mayoría de pacientes refieren que, tomar pequeñas cantidades de determinados vinos, ya les produce cefalea. Una teoría habla de la concentración de histamina y tiamina en estos productos; al parecer cuanta más histamina, mayor cefalea podrían producir. Sin embargo, el hecho de que la cerveza tenga mucha histamina  y no suela producir dolor de cabeza, desmonta esta teoría,explica el Dr. Samuel Díaz Insa. “En los últimos estudios se apunta a que los polifenoles, que por otra parte serían en cierto modo cardiosaludables, podrían ser quizás responsables de la aparición de cefalea en los pacientes que consumen vino, sobre todo migrañosos. Por tanto, influye el tipo de vino, pero quizás también lo joven que este sea. Por esa razón se está llevando a cabo un estudio para determinar si la mayor depuración o antigüedad de un vino puede disminuir esa sensibilidad y posibilidad de producir cefalea”.

 

“Estos datos confirman que no es aconsejable prohibir largas listas de alimentos porque sí, ya que lo único que conseguiremos es una disminución en la calidad de vida de nuestros pacientes y más en épocas como ésta, en la que el consumo de este tipo de bebidas aumenta”,señala el Dr. Samuel Díaz Insa. “Además, son varios los estudios que señalan que pequeñas cantidades de alcohol, 100cc de baja graduación o 40cc de alta, no aumenta la frecuencia de migraña. Lo importante es la moderación”.

 

En todo caso, la SEN recuerda que las fechas navideñas también pueden aumentar la frecuencia de crisis de los dolores de cabeza debido a los excesos alimentarios, los cambios en el ritmo de vida y sueño y el abandono de los tratamientos. “Y por supuesto por la resaca. El dolor de cabeza es uno de los síntomas de este síndrome de abstinencia, junto con la palidez, sequedad bucal, experimentar nauseas, mareos o hiperexcitabilidad. Aproximadamente un 50% de los pacientes de cefalea han tenido resaca  en alguna ocasión y un 30% de los mismos, sobre todo entre los pacientes con migraña, aseguran que el dolor que experimentan es semejante a su cefalea habitual”.

 

Aproximadamente entre un 85-90% de la población española ha tenido algún episodio de cefalea en el último año. Entre las cefaleas primarias, la migraña es la más prevalente (12-13% de la población española, 17-18% en mujeres, lo que supone 3,5 millones de afectados en España), seguida de la cefalea en racimos que, según estimaciones de la SEN, afecta a 9 personas de cada 100.000 habitantes.   El 4,5% de la población mayor de 14 años cumple con criterios de cefalea crónica diaria, es decir, sufren de dolor de cabeza más de 15 días al mes.

 

 

Para más información:

Ana Pérez Menéndez

Departamento de Prensa de la Sociedad Española de Neurología (SEN)

91.314.84.53 (ext. 6)