Las pensiones de los enfermos de EPOC son más bajas

Lunes, 17 de Enero de 2005
AstraZéneca

· Expertos en EPOC alertan sobre algunos de los aspectos más desconocidos de esta enfermedad y la necesidad de una mayor divulgación de la misma a todos los niveles, incrementando el nivel asistencial.

· El tratamiento temprano y las medidas de rehabilitación y prevención supondrían un importante ahorro ya que el principal gasto sanitario se deriva de los ingresos hospitalarios de estos pacientes.

Madrid, 17 enero 2005 (azprensa.com)

“Queremos que la EPOC, por un lado, se conozca, y por otro,  que se mejore su asistencia, su pronóstico y su calidad de vida”, ha destacado el doctor Carlos Jiménez Ruiz, director de la Unidad de  Tabaquismo de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid en el café de redacción organizado por el diario digital azprensa y Contenidos de Salud.

En este encuentro han participado también Jordi Roig, del servicio de Neumología del Hospital Nuestra Señora de Meritxel de Escaldes (Andorra), Pilar de Lucas, del servicio de Neumología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y presidenta de la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid), y Mario Bofill, gerente de la Asociación para Pacientes con EPOC.

Aunque el gasto en medicamentos para los casos leves y moderados sea importante, lo es aún más el derivado de las hospitalizaciones de los enfermos más graves. Y es que la EPOC supone un gran consumo de los recursos sanitarios españoles. Existen 1.300.000 enfermos en España que constituyen entre un 7 y un 8 por ciento de los ingresos hospitalarios. Estos pacientes consumen 700 millones de euros anuales. Por todas estas razones, los expertos recalcaron la  “inminente” necesidad de que tanto el tratamiento farmacológico, como el rehabilitador, sean financiados por el Sistema Nacional de Salud.

Manifestaron también la necesidad de dar la mayor difusión posible a las normas y procedimientos de tratamiento de la enfermedad para que todos los niveles asistenciales conozcan los beneficios que se están obteniendo con la terapia combinada de corticoides inhalados y broncodilatador de larga duración.

Pilar de Lucas considera que las asociaciones transmiten mejor la información sobre enfermedad que los propios neumólogos. Aunque, según la neumóloga, es cierto que los especialistas intentan cambiar el vocabulario y utilizar una terminología menos científica, no terminan de ser capaces de hacer llegar la información de forma adecuada para que le impacte a la población.

En este sentido, Mario Bofill, comentó que “nosotros como asociación estamos en contacto diario con los pacientes y descubrimos que los propios enfermos no son conscientes de su afección, hay un problema de concienciación muy importante”.

Pensiones más bajas

Por su parte, Jordi Roig aseguró que, aunque se trata de una enfermedad prevenible y tratable, es fundamental alertar a la población de la invalidez y mala calidad de vida que conlleva, así como de la importancia de las patologías asociadas, principalmente cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares.

Para estos expertos quedó claro que es necesaria una mayor divulgación y concienciación de esta enfermedad entre la población y entre los propios pacientes, desconocedores en gran medida de su propia enfermedad y de las consecuencias que acarrea. Y no sólo en el plano sanitario, sino incluso en el económico.

Teniendo en cuenta que la cuantía del importe de las pensiones se fija en función de los últimos años de actividad laboral, y que precisamente en esos últimos años los pacientes con EPOC acumulan un gran número de bajas laborales, esto provoca que las pensiones que les quedan a estos pacientes son mínimas.

También, y por lo que se refiere al gasto sanitario, los expertos señalaron que, aunque el gasto en medicamentos para los casos leves y moderados de EPOC  sea importante, lo es más aún el derivado de las hospitalizaciones de los enfermos más graves, por lo que deben promoverse todas las ayudas posibles para un tratamiento farmacológico, rehabilitador en estos pacientes, así como establecer todas las medidas posibles de prevención del tabaquismo, principal causa de esta enfermedad.